13 jul. 2012

Cuando un venezolano emigra...


Irse a vivir a otro país es una experiencia que cambia la vida... Ya sea que te hayas ido temporalmente o para siempre.

Nunca he tenido que pasar por esa experiencia, o mejor dicho, nunca tuve que pasar por esa experiencia de forma consciente, ya que cuando me tocó hacerlo, era demasiado pequeña y no tenía ni idea de lo que pasaba. Tampoco existían las redes sociales, que hoy en día sirven para documentar todo lo que está sucediendo en la vida de las personas, para bien o para mal.

Y ese es el punto que toca esta entrada, comentar sobre la peculiar manera que tienen los venezolanos de documentar sus vivencias en otros países. Como siempre, algunos dirán que no son conductas exclusivas de los venezolanos, pero me baso en los casos que tengo en mi propio Facebook, y donde todos los sujetos en cuestión son venezolanos.

Ojo, no critico a nadie que se ha ido, ni a los que han decidido o se han visto forzados a irse, ni tampoco a los que han decidido quedarse. No tengo envidia, reconcomio, odio u otro sentimiento afín. Como diría mi señora madre: "Yo no critico, yo sólo describo lo que veo".

Aquí van algunos de las casos que podemos observar:

- Incontinencia fotográfica:

No tengo absolutamente nada en contra de las fotos! Es más, me encanta tomar y ver fotos! Sobre todo si son de calidad o tienen algo de artístico. Pero como diría cualquier doña: Todo en exceso es malo. Veamos el escenario: Publicar en una semana un álbum de 150 fotos de paseo por el parque con los hijos, al día siguiente, ida a comer helados y otro álbum de  85 fotos; siguiente día: paseo por ciudades vecinas, 500 fotos; puesta de sol en la nueva ciudad, 20 fotos; autofotos torcidas en lugares bonitos: un promedio de 5 diarias... Digamos que a la semana provoca darle al botón ocultar no? O soy yo sola?

- Desde ________ con amor:

Otro caso de los que he visto, son aquellas personas que quieren que las demás se enteren que ahora viven  en X ciudad, y comentan cualquier actualización de estado, cumpleaños o foto con una frase parecida a la del título. Veamos el escenario: "Feliz cumpleaños Gabrielita, saludos desde Weston!", "Que linda sales en esa foto Gabrielita! Saludos desde Weston!", "Tienes razón en lo que acabas de escribir Gabrielita, saludos desde Weston!", "Ojalá hubiera podido ir a la fiesta, pero bueno, estoy en Weston!". Esto es curioso sobre todo en los casos en que ya tienes conocimiento de sobra que la persona en cuestión está en ese determinado lugar, o si digamos que la persona lleva viviendo ya algún tiempo allí! Ya sé que vives en Weston! Por qué me lo repites cada vez que hablamos? Pero para algunos es una cuestión de "caché"... Desde Weston, con amor...

- La vida es bella!

Es emocionante compartir con amigos y familiares tus vivencias desde el lugar donde ahora vives... Quizás estás muy emocionado! Una nueva vida llama a tu puerta con infinitas posibilidades... Excelente! Pero de nuevo llega el exceso a arruinarlo todo. Veamos el escenario: "Que rico levantarse con friíto, amo este clima!", "Me encanta vivir en Bogotá! Hay tantas opciones para hacer los fines de semana! No tengo ni chance de aburrirme!", "Me encanta que en los supermercados se consiga de todo! Tengo 12 tipos de leche de donde elegir!", "Bogotá es hermosa en julio...", "Amo ir de shopping en Bogotá!", "Soy venezolana, pero llevó ya a Bogotá en mi corazón!", "Esta es una ciudad vibrante! Por qué habré tardado tanto en venirme?", etc, etc. Imagínense leer estas actualizaciones de estado en una semana... Esto es un caso claro de autoconvencimiento de la decisión tomada... Y cada quién reacciona de diversas maneras, pero leer cosas como estas fastidia!  Gracias Zuckerberg por el botón "Ocultar"!

- Campaña de odio

Estamos todos claros de que la situación en nuestro país es difícil (por decirlo de alguna manera), sin embargo existen las personas que deciden aplicar el autoconvencimiento de la decisión que tomaron (o piensan tomar) de manera opuesta al punto anterior, y comienza la campaña de odio. Veamos el escenario: "Odio este país! Se lo llevó quien lo trajo!", "Me voy! Que el último que se vaya apague la luz!", "Me alegro de no tener que preocuparme más por cosas como la inseguridad! Yo aquí estoy tranquilo!", "Caracas cada vez peor! Más asesinatos que en Siria! Menos mal que me fui", "Ni un huequito por aquí por Canadá, ojalá se pudiera decir lo mismo de las calles de Valencia!", "Abro el periódico y todas son buenas noticias, a diferencia de los periódicos venezolanos, con puros muertos". De acuerdo, estamos jodidos, pero tienes que restregárnoslo en la cara con tus actualizaciones de estado? No puedes respetar a los que seguimos aquí y tenemos que lidiar con cosas como esas todos los días de nuestra vida? "Ocultar"!

- Corazón valiente

Otro de los fenómenos que he observado en muchos de los venezolanos en el exterior, es el de la valentía en las diversas redes sociales, donde deciden ahora dar a conocer sus puntos de vista sin tapujos sobre el acontecer político nacional. Veamos el escenario: "@chavezcandanga, tu lo que estás es loco si crees que vas a ganar el 7O!", "Comandante @LucioQuincio, yo soy uno de sus más fieles centuriones, que vengan a meterme preso por seguirlo!", "Mira @izarradeverdad, tu lo que eres es un imbécil! Pronto te llegará tu hora!", "Nosotros los venezolanos no nos dejamos amedrentar! Y saldremos a defender los votos con uñas y dientes, leíste bien @TibisayLucena?", "@DiodadoCabello eres un sucioooo! Y me alegro que te hayas caído de ese camión!", etc, etc. Digamos que la persona en cuestión ahora se siente segura de expresar lo que piensa en las redes sociales y comienza con su campaña "desestabilizadora" por las redes sociales (Que útil! No?).

- Soy libre!

Uno de los aspectos de los que más disfruta el venezolanos al irse, es la seguridad... Esa tranquilidad de sentirse seguro a donde sea que vaya, y no tener que pensar en secuestros, robos, asesinatos, etc, lo hace sentirse libre! Libre también de colocar en las redes sociales su ubicación, donde sea que vaya... Veamos el escenario:  "Jaimito está en: Gimnasié La Fajaçon", "Jaimito está en: La Tour Eiffel", "Paseando en: Champs Elysees", "De compras en: Galeries Lafayette", "Comiendo en: Mc Donald's", "Comprando macarons en: Ladurée", "Comprando frutas en: Le Mercadé", etc, etc. Ok, estás en París, genial! Es un lugar más seguro, pero tenemos que leer todo lo que haces en el día? Todos los días?


- Mi aventura... es más bonita...

Cuando las personas se van, comienzan a disfrutar de actividades diferentes a las que solían hacer en Venezuela. Y ahora pueden ir a museos, conciertos increíbles, pueden conocer ciudades cercanas interesantes, comer platos diferentes, y demás planes divertidos. Excelente! Pero cuando te hacen saber que tus planes no son tan interesantes como los de ellos, es un poco molesto. Veamos el escenario: "Este fin de semana voy al concierto de Amigos Invisibles- Pues yo voy a ver a U2!", "Hoy voy al cine a ver la nueva de Spiderman! - Ya la vi, la estrenaron aquí hace 1 mes!", "Voy a Barquisimeto a ver a mi familia - Yo me voy a Roma este fin! Saludos a los chivos!". "Este fin de semana fui a una fiesta, pero me regresé temprano por como está la cosa - Yo este fin también estuve en una, y después de allí amanecimos en el lago super tranquilos!" A quién le importa las normas del buen hablante / buen oyente cuando se tienen planes tan interesantes qué contar? Aparte, dónde quedó la empatía? No?

No hay comentarios:

Publicar un comentario